martes, 25 de abril de 2017

La chica del tren: Thriller cumplidor y sin tanta sazón



Por: Alexiel Vidam

Hace un par de meses que mi hermano me venía insistiendo para que viese La chica del tren, a la cual comparaba con Perdida, de David Fincher, una de mis películas favoritas. Ya la tenía en lista, pero, por N motivos, recién ayer pude sentarme a verla.

La historia, basada en el bestseller del mismo nombre, da inicio con Rachel (Emily Blunt), una mujer alcohólica, solitaria, triste. Sin poder superar la traición y posterior ruptura con su ex-marido Tom (Justin Theroux), Rachel pasa sus días en el tren que pasa por su antiguo vecindario, observando a Tom y su nueva esposa Anna (Rebecca Ferguson). Es bajo esta mirada insistente, que descubre, de modo casual, a los vecinos de Tom: Scott (Luke Evans) y Megan (Haley Bennett), quienes aparentan ser un matrimonio completamente feliz. Rachel se obsesiona con ellos.


Cierta tarde, en su recorrido de tren, Rachel descubre que Megan le es infiel a Scott, lo cual desencadena su rabia. Poco después, Megan desaparece, y una detective busca a Rachel para interrogarla; Rachel es incapaz de recordar nada de lo que hizo durante la noche de la desaparición. Asustada y desconfiada de sí misma, la susodicha se involucra más en el caso, buscando alguna pista que la libere de la culpabilidad y devuelva a Megan sana y salva a su casa.


Ciertamente, La chica del tren tiene puntos comunes con Perdida. Tenemos nuevamente el caso de una misteriosa desaparición y una mente psicopática detrás del asunto. Por otra parte, La chica del tren cuenta también con una narrativa que rompe el esquema tradicional de inicio-nudo-desenlace. Aquí se nos muestra son episodios entrelazados correspondientes a la vida de tres mujeres: Rachel, Megan y Anna, siendo Rachel el foco principal dentro de toda la película, pues es ella quien acosa a Tom y quien descubre la infidelidad de Megan. Ambas películas, cuentan con una estética similar bastante acorde con el género al que pertenecen: colores fríos, paisajes depresivos, cielos grisáceos, otoño, zonas oscuras; desde este ángulo, podemos decir que ninguna de las dos innova demasiado, sino que más bien se ciñen a un uso adecuado de las reglas clásicas.



Ahora, que La chica del tren alcance la genilialidad argumental de Perdida -con la cual me es imposible no compararla-... lo dudo, y es que, si bien la trama cuenta con una estructura que permite jugar con la sorpresa -elemento fundamental en el thriller-, el personaje antagónico no está tan bien desarrollado ni presenta similar capacidad de planificación maquiavélica. Ambas películas ofrecen interesantes quiebres argumentales, pero Perdida tiene más desarrollo de personajes y sabe envolvernos dentro del juego de la psicópata, haciéndonos parte de él y sintiéndonos nosotros mismos como el ratón que debe escapar de la trampa. En Perdida, pues, se descubre al antagonista y la historia continúa, hasta develar cada rincón más oscuro y retorcido de su mente. Por el contrario, en el caso de La chica del tren, una vez que se descubre al antagonista, la resolución llega de una manera bastante rápida y menos elaborada. 



Sobre las actuaciones de esta película, puedo decir que son bastante correctas, pero ninguna te deja boquiabierto. La que más me gustó, fue la de Emily Blunt, quien interpreta a Rachel, un personaje bastante perturbado con el que, sin embargo, llegamos a conectar y a sentir su angustia.

Finalmente, me queda decir que, aunque la crítica especializada ha sido -en general- bastante dura con La chica del tren, no creo que se trate de una mala película, sino de un filme que no resulta tan original para quien ya conoce bastante de cerca el género. Personalmente, me parece un filme interesante y entretenido, que no añade mucho ingrediente a la pólvora, pero podría resultar impactante para quienes aún no tienen muchos antecedentes sobre este tipo de historias.


Ficha técnica


Dirección: Tate Taylor
Producción: Marc E. Platt
Idea original: Paula Hawkins (basada en su novela homónima)
Guión: Erin Cressida Wilson
Música: Danny Elfman
Fotografía: Charlotte Bruus Christensen
Montaje: Michael McCusker
Reparto: Emily Blunt, Rebecca Ferguson, Haley Bennett, Justin Theroux, Luke Evans, Édgar Ramírez
País: Estados Unidos
Idioma: Inglés
Año: 2016
Género: Thriller
Duración: 112 min.




*Para ver la película completa online, click aquí.

*También te puede interesar*

sábado, 8 de abril de 2017

El otro lado de la moneda: Lo que sí nos gustó de "Av. Larco"



Por: Mafe Aguayo y Danytza López, las “Malditas Cinéfilas”

¿Quién no ha gozado del rock peruano de los 80? Nosotras, a pesar de haber nacido una década después, lo disfrutamos por influencia de nuestros padres y familiares. A la vez, reconocemos en esos temas musicales, el espíritu de los años más duros de nuestro país, de los cuales los millennials -aunque deberíamos- no estamos tan enterados. Jorge Carmona -director- y Miguel Valladares- gerente general de Tondero -, explican que la razón por la que decidieron llevar esta obra de teatro (dirigida por Giovanni Ciccia) al cine, fue dejar un archivo a futuro y transmitir a las generaciones más jóvenes una parte fundamental de la historia de su propio país, invitando a desarrollar conciencia. Esta especial motivación -vale decir- se ha dejado sentir en las diferencias que este nuevo film guarda con su antecesora teatral (que enfatiza menos en los puntos de reflexión).


La historia va sobre un grupo de jóvenes de clase privilegiada, que sueña con ser la mejor banda de rock peruano; ello, les obliga a salir de su burbuja, y arriesgarse a conocer la otra cara de la ciudad de un país en en conflicto; el conflicto armado más brutal de su historia.

El guión de la película -vale decirlo. está construido de una manera que aporta balance entre comedia y dramatismo, logrando que una refresque a la otra, y generando conexión con la audiencia a través del desarrollo de sus personajes. Carmona comentó que, al hacer una película, había ciertos puntos que cumplir debido a que ya existía una obra. Igualmente, recalcó que, en conjunto con el equipo creativo y los actores, se decidió  incorporar el drama de distinta forma y en diferentes momentos de la película para así poder llegar a un buen desenlace.


Desde el comienzo nos pareció genial que se conservara, en su mayoría, a los actores de la obra de teatro, pues esto de entrada refuerza la conexión emocional con los espectadores que previamente vieron la versión teatral (vale decir que aquí también se ha pulido ciertos detalles de los personajes que no habían quedado tan bien en la obra).

En cuanto a la selección de canciones en base al tiempo de dirección, como lo había dicho el propio director: “si quisiera incluir todas las canciones buenas de esos años, tendríamos que hacer 15 horas de película”. El increíble soundtrack está  bajo la dirección de Diego Dibós, incluyendo canciones como “Y es que sucede así” de Arena Hash y “Al colegio no voy mas” de Leuzemia. En paralelo, los números musicales son coreografiados por la igualmente increíble Vania Masías, quien tuvo las ganas de hacer que las mismas fluyan con la naturalidad clásica que corresponde al género.


Por otro lado, la dirección de arte es una de las mejores que hemos visto en el cine peruano de estos años. La construcción de ambientes y el uso de colores precisos nos transmite una vibra muy limeña y completamente retro; nos transporta.

De hecho, pensamos que tienen un gran y muy talentoso elenco, incluso quienes debutan por primera vez en cine, la rompen. Nos encantan todos los personajes y esperamos que Tondero nos siga trayendo sorpresas bonitas como ésta (honestamente, no somos tan fans de sus películas, con excepción de Magallanes).


No podemos olvidar, finalmente -y especialmente en estos momentos difíciles-, la importancia del mensaje que transmite la película, puesto que habla de unión y de la fuerza de nuestro país, resistente a épocas tan duras como los 80, con el auge de algo tan sórdido y brutal como el terrorismo  y todo lo que acarreó -cosas que jamás deben repetirse-.







Ficha técnica

Dirección; Jorge Carmona del Solar
Idea original: Giovanni Ciccia, Rasec Barragan, Diego Dibós (de su obra teatral Av. Larco: El musical)
País: Perú
Idioma: Español
Año: 2017
Género: Musical, drama, comedia